Jurídico-Legal

d

Como asesores, cuando nos encargamos de la parte jurídico-legal de una empresa, nuestra función principal se basa en proporcionar asesoramiento legal integral para garantizar que la entidad cumpla con las leyes y regulaciones aplicables en todas las áreas de su operación. A continuación, se detallan algunas responsabilidades y funciones específicas de un asesor jurídico en una empresa:

Cumplimiento normativo

Nos aseguramos de que la empresa cumpla con todas las leyes y regulaciones aplicables a su industria y ubicación geográfica. También, nos mantenemos actualizados sobre cambios en la legislación y evaluamos su impacto en la empresa.

Elaboración y revisión de contratos

Redactamos, revisamos y negociamos contratos comerciales, acuerdos contratos de servicios, entre otros, garantizando que estos contratos protejan los intereses legales de la empresa.

Derecho corporativo

Asesoramos sobre la estructura legal de la empresa y las formalidades corporativas, gestionando la constitución de sociedades, modificaciones estatutarias y otros asuntos relacionados con la estructura empresarial.

Laboral y recursos humanos

Asesoramos en cuestiones laborales, contratos de trabajo, despidos y políticas de recursos humanos garantizando el cumplimiento de las leyes laborales y normativas de seguridad ocupacional

Responsabilidad civil y penal

Asesoramos sobre cuestiones de responsabilidad civil y penal, desarrollando estrategias para prevenir litigios y cumplir con las normativas penales aplicables.

Gestión de riesgos legales

Evaluamos y gestionamos los riesgos legales asociados con las operaciones comerciales y desarrollamos estrategias para minimizar la exposición a riesgos legales

En resumen, nuestro papel es fundamental en la toma de decisiones estratégicas de la empresa, garantizando que todas las acciones y políticas estén en conformidad con las leyes y regulaciones. Nuestra función es clave para proteger los intereses legales de la empresa y mitigar riesgos legales potenciales.